dijous, 6 de gener de 2011

El refugio de la calle Mallorca, 662 - El Clot

Como decíamos en el primer escrito de este bloc en la ciudad de Barcelona se construyeron más de los 1400 refugios y pico que figuran en una lista de la época, que se conserva en el archivo administrativo del Ayuntamiento de Barcelona.
Uno de estos refugios es el que hay debajo del bloque de viviendas que construyo la Caja de Ahorros de Pensiones en la confluencia de la calles del Clot, Biscaia y Mallorca antes de la guerra.
Un refugio construido por los vecinos de este inmueble y de alguna otra casa vecina, en un paraje entonces poco poblado, era vecinal y familiar. Se accedía a través de diferentes entradas ubicadas dentro del mismo conjunto de edificios, así mismo también disponía de otro acceso en la acera de la calle de Mallorca.
      
Fachada del edificio de la calle Mallorca, 662
     
El vecino que nos acompaño, indica el lugar de la acera de la calle Mallorca
donde había la entrada
    
Entrada actual al refugio
         
El refugio que se conserva en la actualidad en perfectas condiciones, salio a la luz con motivo de les obres del túnel del Ave por la calle Mallorca, ya que esta construcción no figuraba en la lista antes citada, a pesar de que era conocida por sus vecinos desde su construcción, pero que temían que la combinación del refugio i de estas obras pudieren afectar el inmueble.
Acabadas estas, el refugio sigue como siempre, esperando que persones curiosas se internen por sus laberínticas galerías, mientras descubren esta pequeña joya arqueológica de la Guerra Civil, en la que también se puede ver un pozo de ventilación perfectamente conservado, una obra, la de este refugio, que permite entrever de cómo los vecinos de este lugar se protegieron de los bombardeos de la aviación franquista.
     
Pozo de ventilación del refugio
        
Gracias a uno de sus vecinos, pudimos acceder a su interior y de esta visita publicamos las siguientes fotografías:
        
Fotos y texto Josep Maria Contel

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada