dimarts, 28 de juny de 2011

La obertura del refugio antiaéreo de la plaza Revolución

    
En el verano del año 1994, las obras de construcción del parking de la plaza Revolución sacudieron el barrio de Gracia, no porque la plaza temblara sino por qué de sus entrañas apareció un refugio construido durante la Guerra Civil Española.
Qué en la plaza Revolución hubiera un refugio no era nuevo, bien todos los vecinos antiguos del lugar conocían su existencia, lo que era nuevo era su salida a la luz, después de estar más de sesenta y cinco años enmudecido, sobre el terreno por el primer ayuntamiento franquista de Barcelona.
Así pues cuando los obreros empezaron a hacer las sondeos para encontrarlo, la gente las iba siguiendo discretamente, hasta el día que a través de un de pozo se enlaza la antigua galería con la plaza. Aquella misma noche un grupo de estas personas al estilo Indiana Jones se adentraba en el centro de la tierra de la plaza y como exploradores ochocentistas resiguieron sus galerías, apropiándose de todo aquello que pensaron que tenía un valor al menos simbólico.
El resto de mortales tuvimos que esperar unos días para entrar de una manera más civilizada, cuando la constructora habilitó otro pozo con unas escaleras de madera que enlazaban en las primigenias de una de las entradas al refugio.
El distrito de Gracia de acuerdo con la constructora decidieron organizar una visita al refugio la mañana del 25 de julio, aquel día en medio de las obras se reunieron muchas personas ansiosas de volver a recorrer aquellos pasillos o de conocer aquella realidad que habían escuchado a sus hogares, muchas veces con la boca pequeña.
Estas fotografías que acompañan este escrito fueron hechas aquella mañana del mes de julio de 1994. Como miembro del Taller de Historia de Gracia, me facilitaron la entrada y lo que es más importante, que pudiéramos moveremos como quisiéramos lejos de lo que fueron aquellas encorsetadas visitas de aquel día.
   
 1
 2
 3
 4
 5
6
Como la escalera no la habían construido sólo por aquel día, sino que tenía que servir para el funcionamiento de las obras, con la excusa de hacer más fotos y de de poder identificarlas, mis visitas al refugio se repitieron, del mismo modo como las que se organizaban casi todas las noches como excursiones clandestinas para visitar el refugio.
Las obras siguieron, la plaza se vació y el refugio desapareció casi todo, menos una pequeña parte que todavía hoy puede visitarse en la cuarta planta del parking, fruto de una petición que hizo el Taller de Historia de Gracia al ayuntamiento, de que se pudiera hacer visible aquella pequeña parte que quedaba detrás de la pantalla del aparcamiento, cuando se terminaron las obras, como así pasó y hoy se puede visitar.
Ahora bien la entrada al refugio de la plaza Revolución, no quedó sólo con las fotos, fue el inicio de una investigación, que aun hoy está abierta a nuevas informaciones, si tenéis alguna me gustaría mucho que la hicierais llegar, tanto documental, como vivencial.
  
 7
 8
9
 10
 11
 12
13 - Fotos y texto Josep Maria Contel

1 comentari: