dissabte, 12 de juliol de 2014

Objetivo: Bombardear el Palacio de las Heuras

  
El Palacio de las Heuras es una gran mansión que se encuentra al sur del cerro de la Maria, al pie de la sierra de Collserola, junto al camino que subía a la ermita de San Cebrià. Conocido también como la Casa Gallart y con un extenso jardín, hoy acoge la Fundación Bosch y Gimpera de la Universitat de Barcelona dentro del Campus de Mundet.
   
       
Un lugar durante la Guerra Civil propiedad de Josep Gallart Folch, que durante este periodo hospedo al presidente de la Generalitat de Cataluña Lluís Companys, que traslado su residencia a este lugar para estar más resguardado de los bombardeos que sufrió Barcelona.
    
    
A pesar de que el edificio se encontraba bastante apartado del centro de la ciudad, también si construyó a partir de su semisótano un refugio antiaéreo para extremar la protección del presidente.
Una precaución que podía ser poca a tenor de la voluntad de su propietario Josep Gallart Folch que pidió al general Alfredo Kindelán, jefe de la aviación franquista que bombardearan su palacio para acabar con el presidente Companys.
    

   
Hoy gracias a la Asociación Memoria e Historia de Manresa, que han conseguido diferentes documentos sobre este hecho al Ufficio Storico dell’Aeronautica Militare, de Roma, y que el propio Josep Gallart ya relataba en sus memorias, tenemos la oportunidad de leer el escrito que le envió a Kindelán y que finalmente fue a parar a finales del mes de julio de 1938 al jefe de la aviación legionaria con el siguiente texto: Adjunto le remito información original acompañada de fotografia de la casa en que habita el Presidente de la Generalidad de Cataluña, y que decía lo siguiente:
   
    
ROMA 27 de Junio de 1938.
II Año Triunfal.
Excmo. Sr. General D. Alfredo Kindelan.
Jefatura del Aire
SALAMANCA
Mi respetado general y distinguido amigo: Ya en noviembre de 1936 me dirigí a V.E. señalándole que, según mis noticias, la finca que con mis hermanos teníamos en los alrededores de Barcelona, a siete kilómetros del centro de la ciudad, y en el barrio de Horta, iba a servir de alojamiento al jefe de gobierno rojo y le facilitaba para si el caso se producía el plano de Barcelona con el desplazamiento marcado en lápiz rojo de la referida finca.
No se produjo entonces el hecho y no hubo por tanto lugar a obrar en consecuencia.
Desgraciadamente, y según confidencias directas de que Barcelona, he recibido, la referida finca esta en el momento actual ocupada como residencia, por el presidente de la Generalidad, Luis Companys, que atemorizado por un primer bombardeo del Palacio de la Generalidad, se trasladó á Rambla de Cataluña 33, casa que fue también alcanzada en un bombardeo posterior decidiendo entonces trasladarse a la referida finca de “Las Euras”
Esta finca que como indico mas arriba pertenece al barrio de Horta, está situada en la falda del Tibidabo debajo de la curva de la carretera de la Rabasada, conocida con el nombre de “Revolt de la Paella” y marcada con lápiz rojo en el mapa de Barcelona que pude entregarle en aquella fecha; además está seguramente, indicada con su nombre “Las Euras” en cualquiera de los planos de Barcelona de que deben disponer en la actualidad, con todo y como mejor señalamiento, le incluyo en la presente una fotografía aérea de la referida finca.
Como entonces, he de repetirle ahora mi general, que mi mayor deseo, fuera que todos estos datos, pudieran ser medios útiles, para el castigo, de quien tanto daño ha hecho también, á nuestra Patria.
Como siempre se reitera á las ordenes de V.E. su respetuoso amigo
Firmado:
José Gallart Folch.
   
    
A pesar de la voluntad y constancia de Gallart para que le bombardearan su palacio, la aviación legionaria italiana nunca hizo el ataque solicitado.
Pero ahora, después de más de setenta años de estos hechos, que queda hoy de todo esto?
El palacio de las Heuras es un edificio inspirado en un château francés de cuatro torres redondas, remadadas por picos cónicos, un conjunto arquitectónico que está asentado encima de una gran terraza con balustrada que mira a mediodía sobre un gran jardín.
Obra del arquitecto Augusto Font y Carreres el 1894, fue encargada por el indiano nacido en la Bisbal d'Empordà Josep Gallart Forgas, que había hecho fortuna en Puerto Rico en explotaciones de caña de azúcar propiedad de sus tíos.
 Durante la Guerra Civil la mansión de Gallart estuvo requisada por la Generalitat y acaba hospedando al presidente Lluís Companys. Acabado el conflicto el 1939 Josep Gallart Folch recuperar el palacio, restaurando las diferentes zonas malogradas. El 1958 la Diputación de Barcelona lo adquirió, unos años más tarde el 1972 cuando tenía previsto su derribo, la presión popular les forzó a dar marcha atrás. Finalmente el 1992 se firmar un convenio entre la Diputación y la Fundación Bosch y Gimpera en que los últimos se hacían cargo del palacio y de su conservación.
    
    
Dentro de este de edificio que dispone de semisótano y tres plantas. Durante la Guerra Civil se construyo un refugio antiaéreo al que se accede por el semisótano de la parte de detras del edificio, donde bajando por unas escaleras construidas en la parte externa del muro de carga, se entra dentro de una galería de mina de unos 60 metros por 1 metro de ancho y 2,20 metros de alto, a una profundidad de unos 5 metros por un lado y de unos 10 metros a la otra bajo el bosque. Esta galería finalmente desemboca a otra galería, por la cual a la derecha se llega al pozo de ventilación y por la izquierda a un tipo de sala -hoy llena de tierra- que dónde es refugiaban los residentes de la casa entre ellos el presidente Companys. En este aposento hay otra galería, -hoy cubierta de tierra- que conducía a la segunda entrada del refugio que tiene salida en medio del bosque que hay detrás del palacio.
    
     
A pesar de ser un refugio pequeño y al que haría falta una intervención patrimonial para retirar toda la tierra, que apilada durante la guerra alrededor de la casa, al acabar esta fue traslada en el interior del refugio y que también anula el acceso a la segunda entrada y dificulta ver la extensión del espacio que ocupó el presidente y sus acompañantes. Una construcción que por sí sola acontece un punto importantísimo en la lucha contra los bombardeos que sufrió Barcelona durante la Guerra Civil y que como otro barcelonés afectó también al presidente Companys.
     
        
Finalmente agradecer la colaboració de Ernest Blesa por la datos técnicos que ha elaborado de este refugio y a la Asociación Memoria e Historia de Manresa por su amabilidad de poder utilizar los documentos encontrados a Roma,
www.memoria.cat
Textos y fotos Josep Maria Contel

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada