divendres, 24 de juny de 2016

El refugio antiaéreo de la fábrica Elizalde

En Barcelona además de los refugios subvencionados o no y que figuran en el listado de la Defensa Pasiva de la época, es construyeron también refugios en fábricas, empresas, del Ayuntamiento, de la Generalitat o de partidos políticos. Siendo uno de estos el que se construyó en la fábrica Elizalde.
Una empresa llamada inicialmente “J.M. Vallet y Cía.” y creada el 8 de enero de 1908, por Arturo Elizalde Rouvier, Rafael Biada Navarro y J.M. Vallet y Arnau, quién aportó a esta sociedad su taller, especializado en la fabricación de piezas de precisión, y que estaba ubicado al paseo de San Juan, 149.
Un año más tarde, el 5 de abril de 1909, Arturo Elizalde va compra a Jaime Alegret, la totalidad de la isla, formada por las calles de Córcega, Bailén, Rosellón y Paseo de San Juan, donde había el taller. Finalmente el 18 de junio de 1910, también compró los derechos de la sociedad a J.M. Vallet, convirtiéndose finalmente en la sociedad “Biada, Elizalde y Cía”.
Dedicada primero construyó recambios de motor de automóvil, pasar poco después a la construcción de automóviles “Elizalde”, dedicándose finalmente a la construcción de motores de avión.
Durante la guerra civil la factoría fue colectivizada bajo el nombre SAF 8, fue destinada a la fabricación de material de guerra y bombas de aviación, además de iniciar la construcción del motor ruso M25, parece ser copiado del Wrigh-Cyclone americano.
Durante el bombardeo naval de la noche del 13 de febrero de 1937, en el que también resulta afectada con desperfectos de consideración y la muertes de tres de sus trabajadores, Ramon Bernat Gil, Josep Caralt Moncunill y Frederic Ventosa Ribas. Sus gestores decidieron construir como seguridad de sus trabajadores, un refugio antiaéreo dentro de la fábrica.
Un refugio construido a poca profundidad y paralelo a la calle Bailén, por debajo de una calle existente dentro de la fábrica, cogiendo también parte del subsuelo de las naves de banda y banda del mencionado vial. La obra hecha en hormigón, estaba dividida en dos túneles de vuelta de cañón de 32 m. de longitud por 3 m. de anchura, conectados entre ellos y con una capacidad para quinientas personas.
La instalación estaba dotada también, de cuatro puertas blindadas dobles con cámara de expansión, de una completa instalación de ventilación y de servicio antigas. En su interior había un aposento con ocho comunas adosadas en dos ringleras a las paredes y un habitáculo más pequeño con un servicio, seguramente el primero era para los hombres y el segundo para las mujeres. Así como otro pequeño aposento con bancos adosados seguramente utilizado como enfermería.
Además del bombardeo del 13 de febrero de 1937, la “Elizade” sufrió otro susto, durante el bombardeo del miércoles 19 de enero de 1938, minutos después de las doce del mediodía, cuando una escuadrilla de aviones Saboya de la aviación legionaria italiana bombardearon desde el Putxet hasta la Barceloneta, concentrando casi toda su carga mortífera en dos espacios de la ciudad, uno entre las calles Córcega- Bailén - Mallorca y Roger de Flor, -donde había la fábrica Elizalde, y que según el mapa de los impactos de las bombas, como mínimo dos cayeron dentro de la fábrica. Y el otro entre la plaza Palau y la calle Almirante Cervera. Un ataque que dejó un trágico balance de 173 personas muertas.
Acabada la guerra, la familia Elizalde recuperó la fábrica y de paso el refugio que se había construido durante este periodo.
En 1951, por razones de defensa nacional, el Instituto Nacional de Industria INI, se hizo cargo de la fábrica, dejando fuera a los Elizalde.
Finalmente cerrada la factoría, esta fue derribada y en este espacio se construyeron cuatro bloques con 288 viviendas, inaugurados el 31 de octubre de 1964. A pesar de la magnitud de la obra el refugio no se vio afectado por esta y resta sordo y mudo durante años bajo los nuevos bloques y al que sólo se accedía en contadas ocasiones.
Afortunadamente a finales de septiembre del 2014 con motivo del 50 aniversario de la construcción de las viviendas, la asociación de propietarios del complejo de la Elizalde organizó entre otras actividades, diferentes visitas guiadas al refugio el 27 de septiembre organizadas con el Taller de Historia de Gracia.
Fotos y texto Josep Maria Contel

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada